Aprende más sobre el Seguro de Responsabilidad Civil

En el diario vivir hay muchos imprevistos que pueden afectar accidentalmente a terceros. El primer paso para la felicidad es hacer frente a los imprevistos, sea en el campo que sea, es hacerse a un seguro de Responsabilidad Civil.

Más qué un Seguro

Antes que contarles de qué se trata el seguro, la responsabilidad civil se define como la obligación que tiene toda persona de reparar el daño, en virtud del principio “No causar daño ni lesiones a los intereses de los semejantes”.

El objeto de un seguro de responsabilidad civil es el pago de las indemnizaciones que debas satisfacer, como civilmente responsable de los daños causados accidentalmente a terceros.

Se cubren los actos ocurridos dentro del ámbito de la explotación, por los cuales pueda atribuirse responsabilidad a sus propietarios (robo o hurto, caída desde rampas, pisos, plataformas, elevadores y fosas, lesiones a terceros, incendio y explosión). Es posible amparar bajo esta cobertura a: garages, cocheras, playas de estacionamiento al aire libre, talleres mecánicos y/o de electricidad, y/o chapa y pintura, y/o gomerías, y/o estaciones de servicio, y/o lavaderos, garages y playas de hoteles.

Responsabilidad inmobiliaria:

  • Si eres propietario o copropietario de la vivienda asegurada, estarás cubierto ante los daños ocasionados por elementos comunes del edificio donde está ubicada.
  • Por los trabajos de reparación, transformación o decoración de tu vivienda (siempre y cuando cuentes con las licencias y autorizaciones correspondientes) quedando también cubierta tu Responsabilidad Civil Subsidiaria.
  • Por los daños causados por agua debidos a un escape, reventón, rotura, desbordamiento o atasco de las conducciones, instalaciones o depósitos fijos de tu vivienda.
  • Están excluidos de la cobertura del seguro los daños al personal doméstico al servicio de la comunidad, y los causados por trabajos de demolición, excavación o construcción.

Responsabilidad Civil Familiar:

  • Por actos producidos en tu vida privada, así como durante tus prácticas de deporte como aficionado (siempre que no manipules armas ni utilices ningún tipo de embarcación).
  • Por hechos causados por tus animales domésticos. Ten en cuenta que se consideran como tales única y exclusivamente a perros, gatos, aves, roedores enjaulados, peces y tortugas, que sean de tu propiedad.
  • Por hechos causados por el personal doméstico legalmente a tu servicio en el ejercicio de sus funciones.
  • Por intoxicaciones alimentarias de terceras personas, cuando los alimentos hubieran sido servidos gratuitamente.
  • Por los daños causados por caída de la antena individual de TV, aún cuando la vivienda se ceda a terceros o el asegurado sea una persona jurídica.
  • Por los daños causados por el agua como consecuencia de escape, reventón, rotura, desbordamiento o atasco de lavadoras y/o lavavajillas o por la omisión involuntaria del cierre de llaves o grifos.
  • Por daños derivados de un siniestro de incendio y/o explosión, causados en tu vivienda, cuando ésta es alquilada.

Aprende más sobre el Seguro de Responsabilidad Civil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Conoce más acerca de los seguros de vida

Los seguros de vida cada vez más tienen mayor importancia entre las personas que han descubierto que es una necesidad...

Cerrar