Conociendo más sobre los Seguros de Hogar

Conociendo más sobre los Seguros de Hogar

Muchas veces te has preguntado qué es un seguro de hogar y para qué sirve, tal vez no has contado con la persona o la página índicada qué te aclare dudas al respecto o te ofrezca la información que necesitas… Sin embargo, aquí te contaremos más sobre los seguros de Hogar.

Para empezar debes saber que los seguros de hogar es la poliza que tiene por objeto cubrir los daños que se produzcan en una vivienda y/o su mobiliario y que se deriven de cualquier imprevisto, cubriendo riesgos tan diversos como, entre otros, un incendio, los accidentes domésticos que precisan asistencia sanitaria, la responsabilidad civil de la vivienda o de sus moradores, o la rotura de una cañería.

Dentro de los seguros de hogar hay un elemento que se llama regla proporcional, para entender qué es hay que partir de la premisa de que el valor del objeto asegurado puede no coincidir con su valor real.

En estos casos, se puede aplicar una fórmula para calcular la indemnización, que consiste en que la cuantía de ésta se reducirá proporcionalmente a la diferencia entre la prima convenida y la que realmente hubiese debido abonar para cubrir el valor real del bien.

Esta fórmula se denomina la regla proporcional y puedes encontrate con dos situaciones: el infraseguro y el sobreseguro. También es importante saber que en el contrato se puede pactar la exclusión de esta regla.

El primer supuesto, el infraseguro, se produce cuando el usuario posee bienes cuyo valor es superior a los que realmente tiene declarados en su póliza de seguros. De esta forma, la suma asegurada es inferior al valor real del bien asegurado, por lo que el seguro no cubre totalmente el valor de la cosa dañada.

En estos casos la compañía aseguradora aplica la regla proporcional, y paga el siniestro sólo en la proporción existente entre el valor asegurado y el valor real, salvo que se haya pactado otra cosa.

En el segundo caso, el sobreseguro se produce cuando el valor real de los bienes es inferior al declarado en la póliza. La suma por la que se ha asegurado el bien es superior a su valor real.

Si se produce el siniestro, se indemnizará por el valor real del daño ocasionado y no por el valor asegurado. Si el sobreseguro se debe a mala fe por parte de la persona asegurada, el contrato será ineficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer entrada anterior
Conoce más acerca de los seguros de vida

Los seguros de vida cada vez más tienen mayor importancia entre las personas que han descubierto que es una necesidad...

Cerrar