Los seguros de Hogar y su importancia

Para muchos no es un secreto que los seguros de hogar son una póliza que protege tu hogar de cualquier daño parcial o total que pudiera sufrir tu vivienda o los bienes que se encuentran en ella y que se han incluido con anterioridad en el seguro. Por eso si lo que te preocupa es el estado de tu hogar debes saber que es imprescindible contratar una póliza de hogar.

Cuando tienes asegurada tu vivienda y ocurre cualquier siniestro, la compañía de seguros se hace cargo de todos los desperfectos que están cubiertos por la póliza y repara todos los daños ocasionados sin que tú tengas que afrontar esos gastos. Para contratar un seguro de hogar y cerrar el acuerdo, propietario de la vivienda y la aseguradora deberán firmar un contrato que se denomina póliza. La póliza es el contrato entre ambas partes que viene a ser la garantía de que la compañía de Seguros correrá con todos los gastos de los posibles daños que puedan ocurrirle a tu vivienda y que vienen recogidos en la póliza.

En la póliza, la aseguradora asume el compromiso de pago o la reposición de los bienes que están expresamente detallados en la misma. Habitualmente, la indemnización de los daños se lleva a cabo de dos maneras distintas. La empresa puede pagar para cubrir los daños que se han ocasionado o directamente encargarse de la reparación de los bienes.

Al contratar un seguro de hogar, el interesado deberá firmar la póliza y pagar una prima a la compañía aseguradora. Se conoce como “prima” la cantidad que el asegurado paga por el seguro y que puede abonarse de forma mensual, trimestral, anual, etc. Los costes de la prima variarán en función del tipo de seguro que se contrate, la cobertura que se tenga, el historial del asegurado, los bienes que se aseguren y la compañía de seguros, entre otras cosas.

Una cobertura del seguro de hogar cubre los siguientes daños: reparación del inmueble por daños provocados por agua, tormentas o incendios. La póliza también puede responder por actos vandálicos, daños eléctricos, roturas de cristales y espejos, sustitución de cerraduras y aberturas en caso de robo. Además de estos daños, un seguro para el hogar podría cubrir también la reparación de electrodomésticos, asistencia familiar en caso de desastre y servicios de reparación urgentes.

seguro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Conoce más acerca de los seguros de vida

Los seguros de vida cada vez más tienen mayor importancia entre las personas que han descubierto que es una necesidad...

Cerrar