Nuevo concepto de Seguros

No cabe duda que las cosas cada día que pasan cambian, y con los seguros también ocurre lo mismo. El seguro clásico es el que ampara a los asegurados por los accidentes, materiales y/o personales que se puedan padecer, accidentes denominados genéricamente bajo criterios de seguro, siniestros.

Pero ¿Que se entiende en el mundo del seguro, como siniestro? Es aquel hecho que se ha producido a consecuencia de una causa ajena a la voluntad del asegurado, de manera repentina, imprevisible y accidental y que halle enmarcado dentro de cualquiera de las coberturas contratadas en póliza. Entonces los siniestros se producen cuando el asegurado no tiene ninguna voluntad de que ocurran.

El seguro de coches, seguro de hogar o el seguro de comunidades clásico, amparaban bajo contrato las consecuencias de estos siniestros que se producían de manera fortuita y ajena a la voluntad del asegurado, siempre que hubiese una garantía de cobertura contratada.

El sector de seguros, siempre en constante innovación y adaptándose a las necesidades del entorno social en el que se halla inmerso y en la busqueda de ampliar las compañías de seguros su nicho de mercado, creando nuevas coberturas que las hagan diferentes de la competencia.

Las compañías de seguros avanzan firmemente en este sentido, no tan solo tornándose compañías de servicios, sino incluso haciéndose cargo de los daños causados por defectuoso mantenimiento de los bienes o de las averías que se produzcan, tanto a los coches como a los electrodomésticos de las viviendas.

Ello sin duda y con todas las matizaciones o limitaciones que en los diferentes contratos de seguros se estipulen, es sin lugar a dudas un cambio importantísimo dentro de los conceptos aseguradores clásicos, comportando asimismo la superación definitiva de la definición de siniestro bajo su concepción tradicional.

El seguro clásico avanza de manera simultánea con el asegurado, hacia una corresponsabilidad sobre una nueva cobertura, que amparará las averías, que en muchas ocasiones pueden venir producidas por un inadecuado mantenimiento de los bienes objeto de seguro. No debemos olvidar que la crisis no favorece el mantenimiento adecuado de los bienes, no efectuándose las correctas revisiones periódicas de los coches o una dejación de los electrodomésticos de las viviendas e instalaciones.

Nuevo concepto de Seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer entrada anterior
Conoce más acerca de los seguros de vida

Los seguros de vida cada vez más tienen mayor importancia entre las personas que han descubierto que es una necesidad...

Cerrar