Formas de medir la efectividad de un seguro

Una de las formas de medir la efectividad de un seguro, es comprobando la experiencia de la compañía que lo ofrece. Esta es una modalidad que es muy lógica, puesto que los nombres de las agencias de pólizas a veces nos dicen mucho del tipo de servicio que se presta.

Bueno; y es que: ¿cuánta gente no se deja guiar simplemente por el título de una compañía de seguros, por el tiempo de trayectoria que tiene o por la cantidad de publicidad que imprime? Esto es algo que es muy importante de tener en cuenta a la hora de valorar las formas de medir la efectividad de un seguro; porque a veces, y esto es algo que en ocasiones resulta muy preocupante, todas las condiciones que nombra un determinado aviso publicitario en cuanto a le efectividad de seguros no resulta del todo cierto.

Es un camino delicado que no sólo se toma desde el principio de la acomodación de los seguros, sino que es algo que bien puede ser normal hasta cierto punto, y que nos puede generar incluso más estipulaciones de las debidas en la forma de valorar un seguro.

Una de las formas de medir la efectividad de un seguro que también es muy popular, es comprobar la efectividad de la atención en lo que respecta los asesores de seguros. ¿Es probable que un mal asesor de seguros pueda estropear la presentación de un buen seguro, porque en realidad es que este tiene sus componentes definidos? Pues, parece que la respuesta es sí.

Porque hay que tomar en cuenta que los asesores de seguros son representantes de la compañía, y ellos deben tener un poder de acercamiento y de elocuencia considerables para que podamos entender cómo funciona un seguro. Si nosotros no tenemos la atención debida en este caso, tal vez podamos poner en duda toda la infraestructura del seguro que se nos está ofreciendo, por muy bueno que este sea en sí.

Una más de las formas de medir la efectividad de un seguro, es la proyección que tiene este en torno a los lugares en donde puede operar. Es decir, si un seguro por ejemplo puede prestar sus servicios básicos más allá de sus fronteras, entonces es probable que este sea un poco más creíble que la mayoría de ortodoxos.

Se trata, entonces, también de aplicar el sentido común, y esto que apenas estanos comenzando. Ergo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.